Me pertenece...

Mi hijo, mi novio, mi esposo, mi hermano... aplicaciones de un español gramático muy claro, sin significado a la pertenencia. Realmente nadie nos pertenece, ni somos garantía del éxito de nadie como los demas no deben serlo para nosotros.

Aprendamos a ser una linda compañía, a llenar momentos de felicidad y a ser guías espirituales con aquello que hemos aprendido. Que tengas unos años de mas no garantiza que sepas más, o que seas mas hábil que el resto; aprende a tener empatia, aceptación y siempre dar amor a los momentos dificiles.

Aceptar que erramos, que no siempre sabemos todo, que podemos decir: NO SE, sin ser incómodo o la razón de una molestia para tí mismo y para los demás.


Somos creadores de nuestro dia a dia, de nuestro momento y recuerda; no somos dueños del tiempo.


Sé paciente, sé empático y sé felíz.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Autores Invitados