La voz

Algunas personas logran que te sientas afectado con algunos de sus "bien intencionados" comentarios. Muchas veces pensé, que la única persona responsable de desestabilizar tus emociones eras tu mismo y aplicaba, asimilaba y comunicaba lo mismo a otras personas: "por que dejarnos enojar por otros? o por que me pongo triste por lo que me dicen otros?"

Bueno... resulta que eso funciona así:

Nosotros ya estamos lo suficientemente emocionales con todos los miedos que cargamos de lo que pasa en el mundo actual; cada día y aunque ignoremos las noticias, por mas que intentemos, aun queda la libre prensa de los amigos y cercanos que te hablan del tema. Cuando nos sentimos así y con la fricción de relajarnos en medio de la crisis, existen personas que predican la tranquilidad interior, la superación de sus problemas de infancia, los traumas de abandono, el por que de no querer hacer familia, en fin un sin numero de cosas que resaltan al hablarlo o contarlo y que al final todos vivimos, unos mas que otros. Entonces, resulta que en su circulo, eres la persona que llega con "problemas" que afectan "su aura". Si no se ha dicho una sola palabra de lo que sucede, cuando intentas reaccionar ante la actitud del otro de manera ofensiva, normalmente es un sistema espejo. Es tu reflejo en el otro.

y.... Pues Claro!!! que tengo problemas, quien no? comencemos por que me hace falta un tornillo y no es que no lo encuentre, el problema es que no se donde va. Y cuando nuestro interes no es compartir nuestra vida con todos, simplemente practicamos el silencio respondemos : "tienes razon!"... pero la tienen?

Con todo esto de la conversación y el señalamiento de "mis problemas que dañan su aura", diré lo siguiente:

Los problemas son como la respiración, siempre están ahí, solo que algunas veces los hacemos consientes. Concentrarse en la solución nos ayuda a darle razón y motivo a nuestra vida y seguir adelante con lo que queremos lograr, buscar las fortalezas, ventajas, desventajas y un sin numero de opciones que nos ayudan a analizar muchas cosas. Y, sea cual sea el problema, terminamos interiorizando nuestra capacidad de lucha hacia lo que queremos; ya sea descubriendo que iniciar de cero a veces es mejor que continuar o lo contrario.

El tema esta, en buscar personas objetivas cuando sientas que necesitas una voz. Es casi imposible que no te afecte en momentos de sensibilidad lo que te digan, pero opino igual que con la ansiedad, abraza la opinión, agradécela, deja que se pase la molestia y busca una voz mas clara. Créeme al final la voz siempre serás TU.


inspirada por

@franciscobriceno4

Francisco Briceño



11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Autores Invitados